• Eliminación de polvo y partículas que puedan obstruir los ductos de ventilación
  • Limpieza completa de ventiladores y extractores de aire.
  • Cambio de pasta disipadora de el o los procesadores.